fbpx
25 enero 2021

Tiempo de Basket

Análisis – Opínión – Baloncesto

Giannis Antetokounmpo: El precio de la lealtad

Giannis Antetokounmpo renovación

Una de las noticias de esta semana, y probablemente del último año, ha sido, sin duda, la renovación de Giannis Antetokounmpo con los Milwaukee Bucks. El jugador griego ha decidido renovar su contrato a pesar de que el año que viene se convertía en Agente Libre y podía firmar con cualquier franquicia de la liga. Esta noticia ha sorprendido a más de uno, entre los que nos incluimos, pero, también, dice mucho de un jugador como Giannis.

Giannis Antetokounmpo: Milwaukee Is Home

Recordemos que Anteto, doble MVP de la NBA, siempre ha dicho que lo que siempre había querido era conseguir el título, que los galardones individuales estaban muy bien pero que no significaban nada si no se lograba el anillo de campeón. A raíz de la tempranera eliminación en los pasados Playoffs (semifinales de conferencia contra los Miami Heat), Giannis decidió hablar con la directiva de los Bucks para transmitirles la necesidad de asegurarle un equipo con chances de ser campeón de una manera inmediata. Él era consciente de su situación y de que si no le aseguraban un buen equipo podría buscar suerte en otra franquicia de la liga el próximo año.

La verdad es que, si comparamos al equipo del año pasado con el de este año, podemos decir que ha mejorado, aunque no todo lo que al griego le hubiese gustado. Ha llegado un grandísimo jugador, como es Jrue Holiday y otros buenos complementos como Bobby Portis, Bryn Forbes o Torry Craig, pero se les ha escapado el elemento diferencial que podría haber hecho que los de Milwaukee subiesen ese escalón que necesitaban de cara a ser una verdadera amenaza en los Playoffs de la próxima temporada: Bogdan Bogdanovic. Seguramente todos conozcáis ya la historia del fichaje fallido del jugador serbio que parecía ya lo tenía hecho con los Bucks pero que en el último momento se echó para atrás y acabo firmando con los Atlanta Hawks. Esto, según dicen, fue un varapalo tremendo para un Giannis que hasta el último momento estuvo replanteándose su futuro.

Milwaukee, evidentemente, quería retenerlo como fuera, ya que un jugador como Giannis aparece cada muchos años en tu franquicia y no podían dejarlo escapar, y, finalmente, lo han conseguido. Parece que el proyecto deportivo que le han puesto encima de la mesa ha convencido al griego para plasmar su firma en el contrato y comprometerse con la entidad de Wisconsin para los próximos 5 años. Giannis ha firmado un contrato máximo por un valor de 228 M, lo que le convierte en el jugador con el mayor contrato de la toda la historia de la NBA, lo que, sin duda, ya son palabras mayores. Muchos dudan de su juego e incluso cuestionan sus dos MVP, pero lo que está claro es que el impacto que ha tenido en su equipo ha sido descomunal, sobre todo en las dos últimas temporadas. Es cierto que en Playoffs no ha desarrollado su mejor baloncesto y no ha conseguido llevar a la franquicia a ninguna final, pero ha hecho dos temporadas regulares extraordinarias y, esto, hay que reconocérselo, le pese a quien le pese.

Mucha gente le critica por “pesetero” (dícese de aquel que mira mucho por el dinero) y alegan que finalmente se ha quedado en Milwaukee solo por el contrato multimillonario que le han ofrecido y no por lealtad, pero… ¿acaso creéis que ningún otro equipo le habría asegurado un contrato semejante en la próxima agencia libre? Equipos como Miami, Dallas o Houston habían sonado fuertemente y llevaban un tiempo preparándose para intentar acometer su fichaje. Es cierto que si Giannis cambiaba de franquicia tan solo podría firmar un contrato de cuatro años mientras que quedándose en Milwaukee podría hacerlo por un año más, pero, sinceramente, no creemos que vaya a sacrificar sus opciones de proclamarse campeón por un año de contrato, ya que como él siempre ha dicho lo único que le importa ahora es poder ganar el campeonato.

Creemos que, para tomar esta importante decisión, ha pensado en lo que él quiere, que es ser campeón, pero dándose cuenta de que un título con su gente, en su franquicia, vale más que varios en un equipo que no es su casa. Como le pasó en 2011 al bueno de Dirk Nowitzki cuando ganó el título con la franquicia de su vida, Dallas, y aseguró que ese título con su gente valía más que cualquier otro en cualquier otra franquicia. Y es que Dirk pudo haber intentado formar parte de un super equipo y conseguir más anillos, pero prefirió quedarse en casa, con su gente y luchar para hacerlos campeones. Pues algo similar vemos nosotros en el caso de Giannis, vemos que con su decisión ha puesto por delante el intentar ganar con su gente antes que ir a un equipo en el que tenga más posibilidades de salir campeón, pero lejos de su casa.

Es por esto que, finalmente, Giannis ha decidido apostar por la franquicia que en 2013 le seleccionó en el pick número 15 de aquel Draft cuando nadie le conocía, ha decidido apostar por intentar devolver a la franquicia todo lo que ha hecho por él y el cariño que le han dado, ha decidido apostar por intentar hacer campeón a un equipo que hace ya muchos años que no sabe lo que es ganar y ha decidido que quiere ser campeón de la NBA pero que quiere hacerlo en su casa, con su gente y para la franquicia que le hizo ser el jugador que es hoy en día.

Giannis Antetokounmpo, uno de los mayores exponentes de las palabras lealtad y fidelidad en la NBA.

🔥Tú tienda de baloncesto online

BALONCESTO #NBA. Historias, noticias, anécdotas y curiosidades de la mejor liga del mundo.

En 'Tiempo de Basket' desde 23.09.2020