miércoles, febrero 21, 2024
InicioAnálisis / OpiniónRecopa 1989. La última final de...

Recopa 1989. La última final de…

En la temporada 1988/89 comienza la vigésimo tercera edición de la Recopa de Europa de baloncesto. El Real Madrid toma parte en ella. No había vuelto a disputar esta competición desde que en 1984 se proclamara campeón al derrotar en la final al Simac Milán.

Un total de veintiún equipos toman parte, pero sobre todos ellos destacan cuatro en particular: Real Madrid, Cibona Zagreb, Zalgiris Kaunas y Snadeiro Caserta. Estos cuatro son los favoritos para conseguir el ansiado título.

Liguilla Final

Tras dos rondas eliminatorias, ocho equipos pugnarían por alzarse con el preciado trofeo continental. Quedaron emparejados, en dos grupos, de la siguiente manera:

Grupo A: Real Madrid (España), Snadeiro Caserta (Italia), Cholet (Francia) y Hapoel Galil Elyon (Israel).

Grupo B: Cibona Zagreb (Yugoslavia), Zalgiris Kaunas (URSS), AEK (Grecia) y BG Steiner Bayreuth (Alemania).

Después de seis jornadas, en el grupo A, lograron su clasificación para semifinales el Real Madrid y Snadeiro Caserta. El conjunto español sólo cosechó una derrota en la pista del Cholet francés. Los italianos perdieron en el doble enfrentamiento con el Real Madrid y, también, en la pista del equipo francés.

En el grupo B, se clasificaron el Zalgiris y la Cibona. Ambos conjuntos tuvieron dos derrotas. Los soviéticos se vieron derrotados en su visita a Atenas y en casa con la Cibona. Por su parte, los yugoslavos obtuvieron sus derrotas en su propia cancha: ante el conjunto alemán y los soviéticos.

Llama la atención que los cuatro equipos clasificados obtuvieran una derrota ante un equipo distinto al otro favorito de su grupo.

Semifinales

Los enfrentamientos, emparejaban a Real Madrid – Cibona y Zalgiris – Snadeiro Caserta.

El Snadeiro de Caserta debía mostrarse algo optimista después del resultado obtenido en Kaunas. Una derrota por seis puntos de diferencia, 86-80, eran perfectamente superables.

Un enfrentamiento muy igualado, con un trío fundamental por cada bando: Sabonis-Homicius-Kurtinaitis por  el Zalgiris, y Óscar-Glouchkov-Gentile por el Snadeiro.

En el partido de vuelta disputado en Caserta, el quinteto titular del conjunto italiano fueron los únicos jugadores que anotaron por parte del Sandeiro. Otro encuentro disputado que se decantó por los italianos. Fue fundamental la eliminación por personales tanto de Sabonis como de Kurtinaitis. El resultado final de 98-84 situaba al conjunto transalpino en la final de la Recopa.

Algo llamativo es el orden de los partidos de esta eliminatoria. Se juega el primer encuentro en casa del mejor clasificado, cuando lo habitual es realizarlo de forma inversa y así “beneficiar” al conjunto con mejor balance en la fase de grupos.

El partido de ida en Zagreb significaba algo especial para Drazen Petrovic. Volver a lo que había sido su casa los últimos cuatro años, donde había logrado dos copas de Europa y una Recopa, representaba un sentimiento especial. Un sentimiento que representaba su profesionalidad y qué debía dar la cara por el Real Madrid.

En el primer partido, el conjunto español logró la victoria por 91-92. Aunque llegaron a tener una diferencia de quince puntos, los yugoslavos consiguieron reducirla a la mínima. Todo quedaba pendiente del partido de vuelta en Madrid.

Drazen Petrovic anotó treinta y ocho puntos. Biriukov, el complemento perfecto de Petrovic, alcanzó los veinte puntos.

En el partido de vuelta, el Real Madrid realizó una salida pletórica y espectacular. Tanto que en los primeros doce minutos, el marcador indicaba un 49-22. Los yugoslavos veían cómo eran arrollados en pista y no tenían ninguna forma de frenar la avalancha del conjunto español.

Finalmente, el Real Madrid se impone a la Cibona por 119-97.

Otra final más para el equipo español. Drazen Petrovic con 47 puntos, Biriukov con 20 y Fernando Martín con 17 fueron los más destacados.

Hermanos Petrovic

Petrovic, tras la disputa de la semifinal, comentaba: “Estoy contento de mi rendimiento pero yo no soy la estrella del equipo, ya que hay muchos grandes jugadores de baloncesto. La diferencia de 22 puntos es excesiva y se ha notado demasiado la baja de Cvjeticanin. Con él nos hubieran puesto las cosas más difíciles… aunque creo que también hubiéramos ganado.

Sobre el rival de la final, el Snadeiro, consideraba “es un gran equipo que tiene al mejor tirador del mundo. Será un partido difícil pero creo que que podremos vencerles por tercera vez esta temporada. ¡Quiero ganarlo todo!

José Luis Llorente declaraba: “El conjunto del año pasado quizás estuviese más compensado pero con la incorporación de Petrovic tenemos una gran ventaja ya que no hay nadie como él para jugar los últimos minutos de un partido comprometido. Él hace su papel y aunque en ocasiones se extralimite algo, es imparable los 5 ó 6 últimos minutos. Esta particularidad y la suerte que estamos teniendo con las lesiones son las claves de la gran temporada que estamos haciendo.

Antonio Martín puntualizaba: “Cuando tenemos el día, este equipo el algo tremendo. Pero las transiciones y el juego corrido debemos hacerlo mejor.

Fernando Martín hace referencia a aspectos psicológicos: “No podemos permitirnos el lujo de tener los baches que tenemos. El Madrid tiene que buscar una regularidad en su juego, tanto en un partido como a lo largo de la temporada.

Para Lolo Sainz lo más positivo ante la Cibona: “Empezamos y terminamos dando un gran espectáculo. Esta es una manera muy importante de alcanzar una final porque la gente se motiva mucho más.

Sobre Petrovic no escamoteaba elogios: “Empezó fenomenal, pero tuvo un pequeño bajón al comienzo de la segunda parte. Le senté dos minutos y sin decirle nada se sentó, observó la mecánica de juego y asimiló perfectamente lo que tenía que hacer. Fantástico.

Previa

Fernando Martín, que arrastraba molestias en su mano derecha, comentaba antes de la final: “Más que nada la venda la llevo por motivos de seguridad. Estoy a las órdenes del entrenador y dispuesto a jugar frente a los italianos.

Una “simple distensión de ligamentos” no iba a dejar al bravo pívot español de disputar esta final.

En declaraciones a la prensa, Drazen Petrovic opinaba así de Oscar Schmidt: “No creo que Oscar o yo podamos decidir esta final. Sin duda que ambos intentaremos hacer el mejor partido posible pero no nos lanzaremos a una lucha personal por buscar ser el máximo encestador del partido. En lo que a mí respecta no me importaría anotar diez puntos con tal que mi equipo se lleve el triunfo.

Unas palabras, en principio sensatas, que es posible que dejaran a muchos periodistas y medios de comunicación sin el esperado duelo anotador Petrovic-Schmidt.

Para Drazen, la clave estará en “quien defienda mejor se llevará el partido y, por tanto, el título. El Snadeiro es un equipo un tanto atípico al basket italiano, al practicar, más un juego de ataque que de defensas férreas. De ahí su importancia.

Sobre sus victorias ante el Snadeiro en la fase de grupos indicaba: ”No creo que guarde ninguna relación. Cada partido es una historia y no guarda relación con otro, menos si se trata de una final, donde los equipos italianos son especialmente duros y hacen valer su experiencia.

Lolo Sainz, entrenador del Real Madrid, pensaba sobre la experiencia: “Puede resultar decisiva. Nuestro equipo es bastante veterano en estas lides. Espero que eso se deje notar en los momentos claves del partido.

A cerca de Oscar: “Me preocupa, pero no me obsesiona. Es un jugador cuya calidad es de sobra conocida, pero no me importaría que anote sesenta puntos, si el resto de sus anotadores no tienen la tarde inspirada. Pararle es casi una utopía y depende casi más de él que del marcaje a que sea sometido. Rogers será, en primera instancia, el encargado de defenderle. Cargol le sustituirá en tal labor y, en caso de necesidad, sería Fernando Martín.

Su visión del rival como conjunto: “Juega bastante para Oscar. No obstante, su juego es netamente ofensivo a diferencia del estilo italiano, más proclive a primar la defensa. Sus pivots son los encargados de hacer el trabajo sucio, para que Oscar tire con facilidad. Pero habrá que tener cuidado con el tiro exterior de otros jugadores, caso de Gentile, y las penetraciones a canasta de Dell´Agnello.

Francesco Marcelletti, entrenador del Snadeiro, indicaba: “Tanto el Real Madrid como nosotros somos quienes más merecimientos hemos hecho para ser finalistas. Estoy contento de jugar contra el Real Madrid. No creo que los resultados de la liguilla puedan influir en mis jugadores. El Snadeiro ha ido creciendo poco a poco en las últimas confrontaciones y nos encontramos en una situación idónea para disputar esta final. Todos los jugadores están bien en el plano psicológico.

Sobre su rival comentaba: “El Real Madrid tiene más experiencia a nivel internacional, pero nuestro equipo jugó de tú a tú al Real en Caserta y, por ello, pienso que no existe un pronóstico. Será un encuentro difícil para los dos equipos.

El hombre determinante es Drazen Petrovic, pero no se puede uno descuidar ni de Biriukov, ni de Fernando Martín ni de Rogers, ni de los otros. Los cuarenta minutos los jugaremos con concentración y carácter, y pienso que se verá un magnífico espectáculo.

¿Quién marcará a Petrovic? En estos momentos no lo sé. De todas formas, quizás se alternen Dell´Agnello, Gentile y Esposito. Eso sí, nuestro sistema defensivo será con un pressing fuerte, que no les permitirá reflexionar a los jugadores del Real Madrid.

Ferdinando Gentile opinaba sobre el encuentro: “Llegar a la final es una meta alta y nos honra tener enfrente al Real. Oscar es un grandísimo jugador, pero el Snadeiro ha crecido como equipo y sabe ganar sin Oscar. El mérito es de todos, pero especialmente de Oscar, que nos ha ayudado a crecer. Somos jóvenes, pero vamos adquiriendo experiencia y madurez. Creo que jugaremos sin nervios contra el Real Madrid.

Vincenzo Esposito comentaba sobre su posible marcaje a Petrovic: “Todos tenemos la obligación de responder a la misión que nos encomiende Marcelletti. No sé si le marcaré, pero, por supuesto, si lo hago evitaré que tenga posición de tiro.

Hace un año, sinceramente, no creía posible estar en una final. Ahora estoy orgulloso de jugar en el Snadeiro, el equipo de mi ciudad. El favorito es el Real Madrid, pero en e campo jugaremos para ganar.

Oscar Schmidt por su parte, explicaba: “El Real Madrid es el equipo más fuerte de Europa. En Atenas, por lo tanto, es seguramente el favorito. No obstante, hay que jugar en la cancha cuarenta minutos, y nosotros saldremos a jugar con serenidad. Para ganar el partido tendremos que jugar el mejor partido de nuestra vida. Pero esto podrá suceder, y ¿por qué no en Grecia?

Sobre su duelo con Drazen, indicaba: “A la Cibona le marcó 47 puntos. A nosotros nos podrá marcar más puntos, pero esto nos nos preocupa si los otros jugadores se quedan casi en blanco. En cuando a la posibilidad mía de lograr puntos, en realidad no pienso en eso, porque interesa el trabajo del colectivo, de todo el equipo.

A cerca de Fernando Martín: “Vi a Martín muy bien, no sólo en ataque sino también en defensa. Fue el artífice del triunfo del Real en Caserta. Si se le carga pronto de personales, quizás de esto podría depender el resultado final.

Para finalizar explicaba: “El Snadeiro no es Oscar. Cada año me he puesto más a disposición del conjunto, soy la persona que más puntos marca, pero esto es un mérito de mis compañeros como Glouchkov, Dell´Agnello y los jóvenes Gentile y Esposito que han asumido también la responsabilidad del equipo.

Final

En el Palacio de la Paz y la Amistad del Pireo, Atenas, daba comienzo la vigésimo tercera edición de la Recopa de baloncesto.

De inicio, Lolo Sainz, sitúa en pista a “Chechu” Biriukov, Drazen Petrovic, Johnny Rogers, Antonio Martín y Fernando Martín. Por su parte, Francesco Marcelletti, entrenador del Snadeiro Caserta, lo hacía con Ferdinando Gentile, Vincenzo Esposito, Sandro Dell´Agnello, Oscar Schmidt y Georgi Glouchkov.

Primera posesión para el Real Madrid, y primera canasta del encuentro para Rogers. La réplica del Snadeiro Caserta la pone Oscar Schmidt.

Ambos equipos realizan defensa individual, con idénticos marcajes en ambos lados de la pista.

El siguiente ataque se salda con un triple de Biriukov, que es contestado inmediatamente por Gentile.

A un fallo en ataque del Real Madrid le sigue otro del Caserta.

Ahora es otra canasta de Rogers, para volver adelantar al conjunto blanco. Y tras un fallo de Oscar, vuelve a ser Johnny Rogers quien anota para el Real Madrid, situando el marcador en 9-5 con menos de dos minutos jugados.

Hasta el momento se juega a un ritmo alto, sin llegar a agotar los treinta segundos de posesión por ninguno de los dos equipos.

Fernando Martín roba el balón en defensa en el primer ataque largo del conjunto italiano. Petrovic anota por primera vez en el encuentro.

Se suceden los ataques rápidos con intercambio de canastas que , por el momento, favorecen al Real Madrid.

Una jugada de “2+1” de Gentile (canasta + adicional) es rápidamente contestado con un triple de Biriukov. Y a una penetración de Dell´Agnello, le sigue una nueva canasta de Rogers que sitúa el marcador en un 16-10. El jugador madridista lleva una serie sin fallo en sus cuatro lanzamientos.

No se daban tregua. Los ataques prevalecían sobre las defensas. Sobre todo si se marcaba el alto ritmo de juego, no dando tiempo a reaccionar ante los rápidos pases.

A un triple de Oscar le daba réplica Biriukov, con otra canasta de tres puntos. El Real Madrid lleva una serie inmaculada desde el triple: 6 de 6.

Un triple de Dell´Agnello sitúa el marcador en un 21-17 favorable al conjunto español cuando se llevan disputados cinco minutos de partido.

Petrovic falla el primer triple del Real Madrid. El rebote lo captura Fernando Martín y es objeto de falta por parte de Gentile.

Tiempo muerto solicitado por el entrenador italiano. Da las oportunas instrucciones a sus jugadores y Pollesello sustituye a Esposito.

Se reanuda el encuentro y, lo que quisiera impartir a sus jugadores no ha tenido mucho éxito. Entre Rogers y Petrovic le infringen un parcial de 5-0 en apenas veinte segundos.

No se baja el ritmo del partido. Se acierte en el tiro o se falle, los dos equipos mantienen un juego veloz que dan pocas, o ninguna opción, a las defensas. En siete minutos y medio, sólo se han señalado tres faltas al Real Madrid y otras tantas a Caserta.

El basket-control con el que habitualmente nos tienen acostumbrados los conjuntos italianos se quedó en el vestuario, puesto que apenas duran veinte segundos cada ataque.

Sin embargo, una reacción del Caserta encabezada por Oscar sitúa el marcador en un 33-34 a falta de diez minutos. Por primera vez, los transalpinos se adelantan en el encuentro. Han recuperado una desventaja de 9 puntos.

Cargol sustituye a Rogers, que se ha cargado con tres faltas personales, para intentar frenar a Oscar Schmidt.

Gentile ha pasado de anotar a llevar el ritmo de partido que más interesa a los italianos. Pero tampoco llega a ser un ritmo lento, sino un ritmo pausado pero sin llegar a consumir las posesiones.

El Real Madrid aprovecha su poderío en los hombres altos para jugar más balones interiores y anotar en la pintura.

Dos tiros libres anotados por Dell´Agnello sitúan el marcador en un 43-42 favorable al Real Madrid cuando restan 7:25 para el final de la primera parte. Hasta ahora Petrovic lleva anotados 11 puntos.

Pero esta momento se convierte en un punto de inflexión para Drazen, puesto que en esos poco  más de siete minutos anota 15 de los 17 puntos de su equipo para dejar el marcador en un 60-57 a favor del Real Madrid.

Finaliza la primera parte con Petrovic con 26 puntos, y Rogers y Biriukov con 12 como máximos anotadores del conjunto blanco. Por parte de los transalpinos, Oscar con 25, Gentile con 15 y Glouchkov con 12.

Todo por decidir en una segunda parte, que se espera apasionante. En estos primeros veinte minutos ambos equipos han dado muestras de su arsenal ofensivo. Petrovic ha estado relativamente “contenido” en anotación durante casi trece minutos.

Comienza la segunda para con una canasta de Fernando Martín bajo el aro.

El Real Madrid quiere llevar un ritmos de juego más alto, buscando contraataques, mientras que el Snadeiro Caserta intenta un ritmo más controlado.

Un triple de Oscar coloca el empate a 64 cuando se cumplen dos minutos y medio de esta segunda parte.

Ninguno de los equipos consigue imponerse al rival, ni en el marcador ni en la estrategia.

El conjunto blanco reacciona, y con un parcial de 9-4 logra adquirir una pequeña diferencia en el marcador a base de aciertos en sus ataques y apretar un poco más en defensa para forzar los errores del contrario. Ese sería el camino a seguir, pero ante un equipo italiano en una final y con quince minutos por jugar, siempre es complicado.

Oscar Schmidt Fernando Romay Recopa 1989

Oscar reclama el apoyo de los “tifosi” agitando los brazos. Unos aficionados que no necesitan mucho para animarse. Ya han tenido que ser controlados por las fuerzas del orden, ante la mirada impertérrita del Sr. Stankovic y la plana mayor de la FIBA. Otra muestra más de la ineptitud para preservar el orden. Sólo le importa el tema económico. Por suerte, las fuerzas del orden griegas están acostumbradas a lidiar con este tipo de aficionados.

Entra a pista Fernando Romay sustituyendo a Antonio Martín para intentar dominar el rebote defensivo.

Tiempo muerto solicitado por el técnico italiano. Hay que reducir las diferencias y refrescar conceptos e ideas. Además, introduce a Boselli en lugar de Gentile, preservándolo de cometer su quinta falta personal.

El Real Madrid, gracias a la defensa de sus pivots y el acierto en ataque de Biriukov y Petrovic, toma una renta de diez puntos.

Con 83-73 en el electrónico y 12:30 por jugar, el entrenador transalpino vuelve a solicitar un nuevo tiempo muerto. De nada le sirvió todo lo anterior puesto que, el Real Madrid pasó a aumentar la diferencia de 5 a 10 puntos en apenas dos minutos.

Ingresan en pista Gentile y Polesello sustituyendo a Esposito y Dell´Agnello. También vuelve Rogers, por Cargol, que tan buena racha de acierto tuvo al comienzo del encuentro.

Cambio a defensa en zona en los italianos. Comienzan a endurecerse las acciones por los rebotes en ambos lados de la pista. Ninguno da el balón por perdido.

A falta de nueve minutos para el final de la segunda parte, el Real Madrid todavía domina en el marcador por 87-79.

Rogers no está tan fino como en la primera parte, pero aún así el conjunto español conserva la ventaja en el encuentro.

Lolo Sainz da entrada a Cargol por Fernando Martín, dando descanso al pívot madrileño, reservándolo para momentos posteriores. Lleva cuatro faltas personales.

Los italianos recortan distancias gracias al acierto de Oscar. Sitúan el electrónico en 91-89 a falta de cinco minutos. Ante esta tesitura, el técnico español solicita tiempo muerto.

Se reanuda el encuentro y el Real Madrid utiliza casi todo el tiempo de posesión en cada ataque, y Petrovic asume toda la responsabilidad ofensiva de su equipo.

Cuando restan poco más de tres minutos, sigue mandando el Real Madrid en el marcador con una pequeña ventaja: 96-92.

Mueven el balón los jugadores blancos sin que ninguno trate de lanzar o penetrar a canasta hasta que llega a manos de Petrovic, que se juega un triple. Falla y Gentile se hace con el rebote y anota tras una rápida transición. 96-94.

Ataque trabajado del Real Madrid que finaliza con falta personal sobre “Chechu” Biriukov. Falla el primer lanzamiento, es 1+1 y si se falla el primero no se tiene opción a un segundo tiro, y en la lucha por el rebote, la posesión pasa a ser de los italianos.

Con 2:30 para el final, el Snadeiro Caserta tiene en sus manos un ataque fundamental. Lanzamiento de Gentile que no entra, y recupera el balón el conjunto español.

Movimiento de balón en busca de Petrovic, que es objeto de falta por parte de Dell´Agnello. Entra Fernando Martín en sustitución de Cargol.

Petrovic anota los dos tiros libres. 98-94 y dos minutos por jugar de la segunda parte.

Gentile sube el balón y pasa a Óscar, que anota un triple totalmente solo. 98-97.

Larga posesión del Real Madrid ante la fuerte defensa italiana. Finalmente, a falta de tres segundos, Rogers anota desde cerca. 100-97.

Falla Oscar su lanzamiento triple, pero Dell´Agnello coge el rebote y el sr. Rigas señala falta de Biriukov. El jugador italiano anota los dos tiros libres. 100-99 a falta de un minuto.

Los jugadores blancos buscan a Petrovic, que es objeto de falta de Oscar Schmidt. Anota los dos tiros libres. 102-99 y restan cuarenta y tres segundos.

Balón en ataque para los transalpinos, que buscan a Oscar. Sufre falta de Rogers, que es eliminado por cinco personales. Le sustituye Cargol.

Tiempo muerto en la pista.

El Caserta elige sacar de banda, cuando restan treinta y tres segundos, en lugar del 1+1.En aquella temporada se podía elegir entre ambas opciones.

Balón que llega a manos de Oscar y encesta desde más allá del triple. Empate a 102 en el marcador. Restan dieciocho segundos.

Posesión para el Real Madrid. Aclarado para Petrovic, que pierde el balón ante Dell´Agnello. Esposito pasa a Gentile que, ante la oposición de Biriukov, intenta un tiro a la desesperada lanzándose sobre el español.

Y aquí llega el lío. Mientras los jugadores italianos celebran la falta personal sobre Gentile, que puede darles el triunfo, el sr. Rigas señala que la acción está fuera de tiempo.

Técnicos y jugadores italianos se arremolinan alrededor de la mesa de anotadores para protestar esta señalización. Tras consultar con los comisarios de la mesa, el sr. Rigas confirma que la acción se encontraba fuera de tiempo.

Por tanto, cinco minutos extra para conocer al campeón.

El Snadeiro afronta esta prórroga con cuatro jugadores titulares con cuatro faltas personales. El Real Madrid con un jugador titular expulsado, con Pep Cargol con cuatro personales, con la poca claridad de ideas en ataque de Fernando Martín y el mazazo psicológico que puede representar para Drazen Petrovic el haber perdido ese último balón”, comenta Ramón Trecet de cara a ese tiempo extra.

Unas palabras sobre Martín y Petrovic que serían “llamativas” al final del encuentro.

Biriukov Recopa 1989

Para estos cinco minutos, el Snadeiro Caserta juega con Gentile, Esposito, Dell´Agnello, Oscar y Glouchkov. Por su parte, el Real Madrid sale con Petrovic, Biriukov, Romay, Fernando Martín y Cargol.

Balón controlado por el Real Madrid. Petrovic deja para Biriukov, quien se la devuelve para que, desde un lado, anote un lanzamiento triple. No parece que le haya afectado psicológicamente lo ocurrido en el último ataque. Es más, podría tomárselo como un estímulo de cara a la prórroga. 105-102.

Lanzamiento de Gentile. El rebote largo lo captura Oscar y señalan falta de Biriukov. Es su quinta personal y lo sustituye José Luis Llorente, que no había jugado ni un segundo en todo el encuentro.

Transforma los dos tiros Oscar Schmidt. 105-104.

Ahora el Llorente quien asume las funciones de base y dirigir las acciones ofensivas del equipo. Pep Cargol lanza en suspensión. Falla y el rebote lo captura Romay, pero los colegiados le señalan falta en ataque.

Yo al menos, no acabo de entender porqué es, en última instancia, Pep Cargol el que asume la responsabilidad del tiro por parte del Real Madrid”, se pregunta Ramón Trecet.

Falla Glouchkov el primer lanzamiento, del 1+1, y Romay captura el rebote.

Ahora es Petrovic quien “amasa” el balón y Llorente es objeto de falta al iniciar la entrada a canasta. Quinta personal de Esposito. Le sustituye Boselli.

Lolo Sainz indica desde el banquillo el lanzamiento del 1+1. Llorente falla el primero y el rebote largo es para Dell´Agnello.

Quizás era una opción arriesgada aunque tengas confianza el el jugador. Llevas una ventaja de 1 punto en el marcador y obligas a un jugador recién entrado en pista, y que no ha jugado ni un segundo en el partido, a lanzar tiros libres. Hubiera sido algo más lógico elegir saque de banda y tener una nueva posesión.

Ahora es el Snadeiro Caserta quien tiene la posibilidad de adelantarse en el marcador. Sin embargo, Oscar Schmidt falla el lanzamiento y Fernando Martín recupera el balón. Por suerte, la cosa continúa igual.

En ataque, mueven el balón y Petrovic inicia una entrada hacia canasta. Le cierran el paso tres defensores. Momento que aprovecha para pasar el balón a Cargol, que se encuentra solo bajo el aro. Pero su intento de bandeja la tapona Glouchkov. El balón le cae a Petrovic y anota. 107-104.

Gentile sube el balón para el conjunto italiano. Tienen la posibilidad de empatar el encuentro con una jugada de tres puntos. Recibe la pelota Dell´Agnello, pero Romay se lo roba. Posesión para el Real Madrid. Lleva el ataque Petrovic. Se queda solo en un lateral y lanza un triple. Pero falla. El rebote lo captura Oscar, quien realiza una rápida transición. Es objeto de falta por parte de Petrovic antes de comenzar la ejecución del tiro.

Tiempo muerto solicitado por el técnico italiano cuando restan 2:23 minutos.

Falla Oscar su segundo lanzamiento y el rebote lo captura Romay, que pasa a Llorente para que sea éste quien suba al balón.

Mueven el balón buscando una buena posición de tiro. Le llega a Fernando Martín, que con su particular gancho, “la morcilla”, anota. 109-105 y dos minutos por jugar.

Recibe Oscar en ataque, que inicia una penetración hacia canasta. Su lanzamiento se queda corto y en la lucha por el rebote Glouchkov desplaza a Llorente y los colegiados señalan la infracción.

Ahora el Real Madrid elige sacar de banda. El balón, bien movido, llega hasta Fernando Martín, quien bajo canasta anota y sufre la falta de Glouchkov en su intento por taponar el tiro del jugador español. Martín falla el tiro adicional. 111-105.

Fernando Martín Recopa 1989

Posesión para el equipo italiano, que rápidamente pone en juego el balón y Gentile anota un triple. 111-108.

Presión de los jugadores del Caserta en toda la pista. Balón para Petrovic. Recorre toda la pista y anota en suspensión. 113-108.

De nuevo rápida transición de los italianos. Y Gentile anota otro lanzamiento desde más allá de los siete metros. 113-111.

Siguen presionando los jugadores italianos. Queda poco más de un minuto. Cometen falta sobre Llorente. Vuelven a elegir sacar de banda.

Pone Cargol en juego el balón, y señalan la quinta falta de Oscar. El Real Madrid elige otra vez banda.

Nuevo intento de robo por los italianos, pero el balón le llega a Petrovic que anota dentro de la zona. 115-111.

Llorente comete falta sobre Gentile. Anota los dos tiros. 115-113.

El balón es para Petrovic. Llega hasta la canasta y anota. 117-113.

Otro rápido movimiento en ataque del Caserta y Gentile se juega un triple, pero falla y el rebote lo captura Petrovic. Ahora le hacen falta. Es la quinta personal de Gentile.

Restan veintinueve segundos y el Real Madrid vuelve a sacar de banda. Los jugadores mantienen la  pelota mientras el rival intenta robarla. Le llega a Fernando Martín. Aguanta la presión de los italianos, pero Glouchkov le hace falta cuando faltan tres segundos. En esta ocasión se decide por el 1+1.

Falla el primer lanzamiento y en la lucha por el rebote se consumen los segundos que faltaban.

Alegría entre los jugadores del Real Madrid que han conseguido su segunda Recopa  en un triunfo muy trabajado por parte de todos los integrantes del conjunto español.

Real Madrid Recopa 1989

Reacciones tras el partido

Lolo Sainz, entrenador del Real Madrid, declaraba tras la final: “Es cierto que no realizamos un buen partido, ya que nuestros pivots no recibieron muchos balones cerca de la canasta. Pese a todos estoy satisfecho con los jugadores porque ganamos la final. El partido ha sido trepidante, muy bonito para los aficionados y los ataques han estado muy por encima de las defensas. Ni en  los instantes más comprometidos del choque vi la final perdida. No creo que haya resultado un partido más difícil de lo previsto. Una final siempre es imprevisible.

Petrovic ha realizado un partido sensacional y ha tenido que asumir un exceso de responsabilidad, que no acaba de agradar, pero estaba obligado por las circunstancias. Llorente y Fernando Martín han jugado muy resentidos de sus lesiones y ello ha cargado el trabajo sobre Petrovic. En cuanto a Romay, preferí reservarlo para la segunda parte, porque es un jugador propenso a las personales y me interesaba mantenerlo en condiciones para los momentos claves.

Drazen Petrovic comentaba: “No sé si ha sido mi mejor partido, tampoco me importa, porque lo único que importa es el triunfo. Biriukov y Rogers han ayudado mucho al equipo con su fenomenal comienzo. El último balón lo perdí porque dudé entrar a canasta o pasar el balón a Biriukov. La prórroga la jugué sin que esa pérdida afectara para nada a mi juego.

Johnny Rogers: “Drazen ha demostrado que el el mejor jugador, no sólo porque sea capaz de meter 62 puntos, sino porque consigue las canastas en los momentos importantes. Yo empecé muy bien, pero al final pude ayudar poco al equipo. De las tres personales que me pitaron al inicio, creo que dos no fueron. Estoy contento por el triunfo, pero viente minuto son muy pocos para poder colaborar.

José Luis Llorente: “Con esta Recopa ya he conseguido todos los títulos que se pueden lograr con un club. El partido ha sido mucho más complicado de lo que se podía suponer. Me tocó salir en un momento muy delicado y tal vez por ello estaba algo nervioso.

José Biriukov: “Ha sido un partido muy emocionante. El Snadeiro ha demostrado ser un digno rival, aunque quizá se equivocó al realizar una defensa presionante en los últimos minutos, porque se cargaron de personales. Mi alegría es doble, pues es la segunda final europea que juego con el Real Madrid y la segunda que gano. Me gustaría poder conseguir la Copa de Europa, pero eso ya vendrá. Primero está la Liga. En la primera mitad he jugado bien, pero después he bajado por la fatiga.

Fernando Martín: “Estoy contentísimo por el triunfo, aunque creo que no hemos hecho un buen partido. Se ha jugado poco en conjunto y si lo hubiéramos hecho, habrían ido mejor las cosas porque podemos hacerlo mucho mejor. He jugado con muchas molestias y ni me ha sido posible rendir al ciento por ciento. Sin embargo, he metido dos canastas muy importantes para el desenlace final del partido y ello me satisface. El dedo lo tengo roto y hasta que no hagamos radiografías no sabremos el alcance que puede tener la lesión.

Francesco Marcelletti, entrenador del Snadeiro Caserta, evaluaba el partido de esta manera: “El comienzo de Rogers y Biriukov creo que ha sido decisivo porque por sus canastas hemos tenido que jugar yendo siempre detrás en el marcador. El encuentro ha sido magnífico y todos los que lo hayan visto habrán disfrutado con el espectáculo. Somos un equipo joven y esto nos servirá de experiencia para el futuro.

También añadía: “Las faltas personales quizás haya sido una de las principales claves del desenlace final y ahí creo que hemos sido perjudicados claramente. No ha sido posible parar a Petrovic, como bien denotan esos 62 puntos que ha obtenido, y ahí también podemos encontrar otra de las razones. Con todo, ha sido un partido muy competido y bonito. Sobre la ‘falta’ de Biriukov al término de los cuarenta minutos, sinceramente no vi que fuera personal.”

Fernando Gentile: “Éste es el mejor partido que he jugado en mi vida, pero no ha servido para que ganáramos esta Copa. La última jugada, en aquel triple que intenté, Biriukov me hizo falta personal, pero en honor a la verdad debo decir que no sé si había finalizada ya el tiempo o no.

Vincenzo Esposito: “No he jugado bien. En ocasiones tuve que defender a Petrovic, que es un gran jugador. Cuando está mal hace 30 ó 35 puntos, así que hoy ha jugado bien. Mi roce con Fernando Martín fue fruto de los nervios propios de cualquier partido. No tiene mayor importancia. Estoy triste porque no nos podemos llevar el trofeo a Caserta.

Oscar Schmidt: “Nunca opino jamás de los árbitros. Sobre la personal a Gentile, no oí la sirena y no puedo asegurar que fuera dentro de tiempo. El partido ha sido muy espectacular porque tanto Real como Snadeiro podrían estar perfectamente jugando la Copa de Europa. Nosotros hemos jugado al límite de nuestras posibilidades y tocamos la victoria que sólo se nos escapó por unos segundos. Demostramos que podemos jugar a la par que el Real Madrid.

Valoraciones

El Real Madrid ha conseguido una nueva Recopa. Y al igual que en 1984, lo hace ante un rival italiano.

Un encuentro marcado por el juego ofensivo, muy vistoso para el aficionado pero no del gusto de los entrenadores. Sin lugar a dudas preferirían que sus defensas sobre el rival hubieran sido más efectivas.

Se esperaba el duelo de anotadores entre Petrovic y Oscar. Aunque en un principio no parecía que sucediera, por el acierto de otros jugadores (Rogers, Biriukov, Glouchkov y Gentile), llegaron al final de los primero veinte minutos con unos números similares: 26 puntos para el yugoslavo y 25 para el brasileño.

En los segundos veinte minutos, Drazen anotaría 25 puntos más. Aunque a Lolo Sainz, y alguno de otros jugadores del Real Madrid, le hubiera gustado un juego más coral, no tuvo otro remedio que pedirle a Petrovic que fuera más egoísta y se dedicara a anotar con más asiduidad.

Desde luego, Sainz ha demostrado que no es sólo un grandísimo entrenador sino también un fenomenal “gestor de egos”. Con el genial plantel individual que forma parte de la plantilla del Real Madrid tuvo que gestionar el vestuario para mentalizarlos que esa era la mejor opción de obtener la victoria. Y no era fácil, teniendo en cuenta que casi todo el potencial ofensivo tenía que recaer en un genio del baloncesto, pero que hasta ese año era el rival más odiado por la afición y jugadores del Real Madrid.

El juego interior del conjunto español no funcionaba como se esperaba. No recibían balones claros y cuando lo hacían se encontraban con un gran Glouchkov.

Si bien toda Europa alababa la actuación de Petrovic, creo que debo ensalzar el trabajo y el juego de Fernando Martín. Un jugador con el carisma del madrileño, que afronta los partidos con la única idea de ganar, fue crucial al anotar 4 puntos en la prórroga y que el Real Madrid se llevara la final. Además con el dedo pulgar de la mano derecha roto.

Recopa 1989 Drazen Petrovic Fernando Martín

Esta foto es muy significativa. Dos jugadores que hasta esta temporada eran rivales, consiguen que su equipo se alce con un nuevo título continental. Desde fuera, da la impresión que son tan profesionales que consiguen apartar sus disputas pasadas y aunar esfuerzos para conseguir una meta común: el triunfo. Aunque tengan formas distintas de pensar sobre cómo conseguirlo. Dos jugadores con un carácter especial.

Y que por circunstancias de la vida fue el último título europeo, a nivel de clubs, que consiguieron tanto Fernando Martín como Drazen Petrovic. Por eso es una final especial para mí.

Por último, indicar que hubo alguna cosa que no debió ocurrir. Como fue en la vuelta a Madrid. Donde el presidente del conjunto español, Ramón Mendoza, se llevó aparte a Drazen Petrovic para brindar por el título obtenido. Un hecho que no estuvo bien y dejó en mal lugar la directiva que viajaba en ese avión y con malas caras al resto de la plantilla.

Drazen Petrovic Ramón Mendoza Recopa 1989

Dedicado a: Lolo Sainz, José Luis Llorente, “Chechu” Biriukov, Pedro Bonofiglio, Nieves Lázaro y José Luis García Molero. In Memoriam de Fernando Martín y Drazen Petrovic.

Fuentes: Mundo Deportivo, Gigantes, Nuevo Basket, Televisión Española, YouTube.

Agradecimientos: Natxo Andreu (por su apoyo en esta andadura y su empuje a hacerlo) y a Juan Carlos (por darme una oportunidad).

Baloncesto como forma de vida

En 'Tiempo de Basket' desde 14.05.2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ahora en YouTube

Cinco Titular