viernes, diciembre 2, 2022
InicioAnálisis / Opinión¡Andrew Wiggins ha vuelto!

¡Andrew Wiggins ha vuelto!

Teniendo a la vuelta de esquina el inicio de la nueva temporada 2022-2023, los Warriors tendrán como objetivo intentar repetir los buenos resultados de la temporada pasada. Gran parte del éxito de la franquicia de San Francisco lo tuvo Andrew Wiggins, que encontró en los Warriors un equipo donde poder demostrar todo su potencial.

Wiggins empezó a destacar en la liga del instituto, lo que le sirvió para tener una beca en la universidad de Kansas. En la NCAA resaltó por ser un alero decisivo, creativo y que realizaba mates espectaculares. Un estilo de juego muy parecido al de su jugador favorito, Vince Carter. Uno de sus partidos más memorables de su época universitaria fue contra la Universidad de West Virginia, donde anotó 41 puntos. Su buen rendimiento haría que le apodaran “Junior Jordan”. Al final de la temporada, tras 35 partidos jugados en la liga universitaria, anunció su presencia en el draft de 2014.

Así las cosas, su historia en la NBA comenzó la noche del Draft donde fue elegido número 1 por los Cleveland Cavaliers. Rápidamente fue intercambiado a los Minnesota Timberwolwes por un jugador con una gran importancia en la NBA como lo es Kevin Love. Además, los Cavs esa misma temporada incorporaron de nuevo a Lebron James tras sus 4 años magníficos en los Miami Heat. El objetivo en los Cavs estaba claro, ganar el anillo lo más rápido posible. Finalmente llegaría en 2016.

Con los Wolwes se afianzará como uno de los jugadores claves de la franquicia al lado de Karl-Anthony Towns. En su primera temporada ganaría el Rookie del año promediando 17 puntos y jugando todos los partidos de la temporada. Para la temporada 2016-2017 se pondría el equipo a la espalda teniendo una media por partido de 23,6 puntos. En noviembre del mismo año conseguiría su récord contra los Ángeles Lakers, consiguiendo anotar 47 puntos. Al mismo tiempo se convertiría en el primer jugador canadiense en registrar más de 40 puntos en partido. Al final de esta temporada firmaría una de extensión de contrato de 148$ millones por cinco años. A partir de ese momento “Junior Jordan” empezó abajar su redimiendo en cada partido, con solo algunos destellos. Poco para lo que esperaba de una estrella de NBA.

Para la temporada de 2018 los Timberwolwes pusieron todo sobre la mesa para poder entrar en los playoffs ya que vieron que un equipo rodeado de Towns y Wiggins no era suficiente. Trajeron a Jimmy Butler proveniente de los Chicago Bulls, donde se había hecho con las riendas de la franquicia. Así formarían un big three que prometería mucho. Al final de la temporada conseguirían entrar en los playoffs. Sería la primera vez desde 2004 que participaban en las fases eliminatorias de los playoffs, aunque rápidamente serían eliminados 4-1 por los Houston Rockets.

Para la temporada siguiente la franquicia de Minnesota empezó una reconstrucción completa y Wiggins perdió todo su protagonismo en la NBA. En febrero de 2020 llegaría la gran oportunidad de su carrera con su traspaso a los Golden State Warriors al ser intercambiado por D’Angelo Russell y algunos pick del draft, sirviendo ese pick para elegir a Kumminga en 2021. En general, Andrew Wiggins no puedo demostrar que era capaz de hacerse con las riendas de una franquicia como lo había demostrado en su época universitaria, aunque hay que dejar en claro que los Minnesota Timberwolwes tampoco consiguieron despegar sus proyectos deportivos.

Su llegada a los Warriors en febrero de 2020 tenía como objetivo intentar tapar el gran agujero que había dejado Kevin Durant en el puesto de alero. El primer año fue bastante complicado ya que la acumulación de lesiones en la franquicia, sobre todo de Stephen Curry y Klay Thompson, y la poca rotación del equipo hicieron que al final de la temporada acabasen últimos de la liga con un balance negativo de 15 victorias 50 derrotas. En los 12 partidos que jugó el canadiense promedió casi 20 puntos y realizó una labor defensiva increíble con 1,3 robos y 1,4 tapones por partido. Steve Kerr afirmó en una rueda de prensa post partido que el alero restableció la columna vertebral del equipo defensivamente que tan segura había sido años anteriores.

Durante la temporada 2020-2021 se estableció como una de las piezas claves del equipo jugando partidos con 40 puntos o incluso haciendo dobles-dobles de 22 puntos 10 rebotes contra Memphis Grizzlies y entrado por segunda vez a unos playoffs.

Su gran explosión como jugador llegó la pasada temporada. Todo el equipo de Warriors tenía en mente volver a lo mas alto de la liga. Con Thompson recién recuperado formaron un increíble quinteto. Un buen inicio de temporada le sirvió para ser nombrado titular en el All Stars Game por primera vez. Desde los primeros partidos se estableció como un muy buen escudero para el mejor triplista de la historia del baloncesto. Terminaría la temporada regular promediando 17,2pts/ 4,4reb/2,4 asits en 73 partidos jugados. Por otro lado, los Warriors consiguieron un balance positivo de 53 victorias y 29 derrotas. El gran momento de la temporada llegaría en los playoffs, donde pudo destacar por su intervención defensiva durante las finales de la Conferencia Oeste, partido en el que dejó en varias ocasiones sin opciones de tiro a Luka Doncic y que valió las victorias a los Warriors frente a los Dallas Mavericks. Así los Warriors llegaron a Las Finales, aunque nadie hasta ese momento pensaba que conseguirían pelear por ganar el campeonato.

A resultas, Wiggins se ha establecido como uno de los pilares más fuertes de los Warriors durante todas las finales. En Game 4 realizó un doble-doble de 17pts/16reb y para el Game 5 mejoró su rendimiento con otro doble-doble de 26pts/13reb, quedando a un pie y medio de ganar el anillo de la NBA. Finalmente, los Warriors ganaron el anillo en el sexto partido contra los Boston Celtics con una puntuación de 103-90 y 4-2 en el global. Los números de nuestro protagonista fueron bastante buenos 18,3pts/8,8reb/1,5tap por partido. Además, tal y como ocurrió en las finales de Conferencia con Luka Doncic, esta vez lo hizo de nuevo con Jayson Tatum.

En definitiva, Andrew Wiggins es el claro ejemplo de un jugador que ha sido el héroe sin capa de esta temporada. Se ha podido rencontrar con su estilo de juego y ha permitido volver a poner en lo más alto de la liga a los Warriors. Veremos qué nos deparará el futuro de Wiggins. ¿Se irá a los Lakers como se ha hablado estas últimas semanas o se quedará en los Warriors a largo plazo?

🛍️ Comprar entradas NBA

Periodismo UMA / Nadador Club Mediterráneo Malaga

En 'Tiempo de Basket' desde el 07.02.2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1,260SeguidoresSeguir
1,220SeguidoresSeguir
3,224SeguidoresSeguir

Cinco Titular