26 octubre 2020

Tiempo de Basket

Análisis – Opínión – Baloncesto

LeBron James: El fichaje que pudo cambiar la historia de la NBA

LeBron James The Decision

Tras la reciente clasificación a las Finales de la NBA de Los Angeles Lakers, podemos afirmar ya que LeBron James ha alcanzado a lo largo de su carrera profesional ni más ni menos que 10 Finales, algo al alcance de muy pocos. Para hacernos una idea de la magnitud de tal gesta es bueno saber que tan solo tres franquicias a lo largo de toda la historia de la NBA cuentan con más participaciones en esta privilegiada cita que el bueno de James.

LeBron James, los Knicks y The Decision

Además, estas Finales serán todavía más especiales para LeBron ya que le enfrentarán a un viejo conocido suyo: los Miami Heat. Este equipo le dio la oportunidad, allá por 2010, de formar un equipo campeón y ganar sus primeros dos anillos participando hasta en cuatro Finales.

Pero, antes de fichar por los Heat, un joven LeBron, todavía en los Cavaliers, había decidido optar por un cambio de aires y se dirimía entre varios equipos en los que poder competir para ganar su primer anillo. Es justo en este momento, y antes de su ya conocido programa donde anunció su flamante fichaje por los de Miami (The Decision), cuando nos situamos para contaros lo que pudo haber sido, y nunca fue, un movimiento que habría cambiado la historia de la NBA moderna y, sobretodo, el rumbo de una franquicia histórica que, parece, lleva décadas intentando reconstruirse sin mucho éxito.

The Decision

Para ponernos en situación, nos situamos en el verano del 2010. LeBron James se acababa de convertir en agente libre y podía negociar con cualquier franquicia de la liga. James ya había transmitido a su entorno más cercano que quería buscar un nuevo proyecto que le permitiese competir, con ciertas garantías, para conquistar su primer anillo de la NBA. En su cabeza rondaban varios equipos, aunque realmente solamente tres le motivaban de verdad; los Miami Heat, los Chicago Bulls y los New York Knicks.

Tras varias conversaciones con propietarios y directivos de las franquicias, finalmente LeBron, con 25 años y tras siete temporadas en Cleveland, anunciaba mediante una conocida entrevista transmitida a nivel nacional llamada «The Decision» que abandonaba el equipo de su ciudad para fichar por los Miami Heat. Pero esta no fue, ni mucho menos, una decisión fácil para el chico de Akron.

New York Knicks

Aunque a muchos les sorprenda, la primera opción de James nunca fue Miami, sino que siempre fue la de fichar por los New York Knicks. El, por aquel entonces joven alero de los Cavaliers, buscaba un proyecto ganador, pero, además, buscaba poder triunfar y dejar su huella en alguna de las franquicias históricas de la liga.

LeBron siempre había sentido una especial predilección por el Madison Square Garden y por el histórico equipo de la ciudad de Nueva York. Además, por aquel entonces, los Knicks tenían un gran espacio salarial para poder construir un equipo en torno a James y mucho margen de mejora, ya que no pasaban por su mejor momento como franquicia. Todo esto atraía mucho a LeBron, que le gustaba la idea de poder resucitar a una franquicia histórica y llevarla de nuevo a lo más alto.

Es por todo esto que LeBron decidió viajar a Nueva York y reunirse con la franquicia para que le hablasen del proyecto y las expectativas de cara a las próximas campañas. James siempre tuvo claro que quería un equipo competitivo y con capacidad de traer a otras estrellas para poder ser aspirantes al anillo desde el primer año para poder construir una dinastía que dominase la NBA los próximos años.

Hasta aquí todo parecía indicar que James acabaría jugando en la Gran Manzana, pero, al parecer, la reunión fue un completo desastre. Para poneros en contexto, comentar que, por parte de los Knicks, acudieron a la reunión James Dolan (propietario y máximo accionista) y Donnie Walsh (presidente de operaciones), Según lo que se pudo saber de ese encuentro entre la joven estrella y la franquicia, James se fue muy descontento ya que parecía que no serían capaces de darle un proyecto ganador, a pesar de poseer todas las condiciones necesarias para hacerlo. LeBron no entendía nada ya que los Knicks, tras una década desastrosa, llevaban un par de años creando espacio salarial para fichar a una superestrella en la agencia libre de 2010 y además tener capacidad para poder fichar a otras estrellas y crear un equipo aspirante a todo. Por lo que todo estaba a favor para que James y los Knicks iniciasen un nuevo y exitoso proyecto juntos.

Sin embargo, en una de las reuniones más importantes de la historia de la franquicia, sin que nadie haya sabido aún por qué y teniendo todo de cara, no fueron capaces de convencer a un joven LeBron que estaba enamorado del equipo, de la ciudad y que estaba convencido de firmar por los neoyorkinos. La mayoría de la gente culpa a James Dolan, uno de los propietarios peor valorados de todas las franquicias de la liga, ya que según se cuenta, Dolan acudió a la reunión sin haberse preparado nada y sin una propuesta en firme para ofrecerle a James un proyecto ganador en Nueva York. Esto cabreó mucho al jugador, que tenía puestas grandes ilusiones en el proyecto, pero que tras la reunión supo que los Knicks habían dejado de ser una opción para él.

Se ha llegado a hablar incluso, y rozando casi lo absurdo por parte de Dolan, que trató de convencer a LeBron regalándole un CD de su banda de música (JD & The Straight Shot), aunque no sabremos si esto fue realmente cierto o simplemente un añadido para hacer, si cabe, más inverosímil aún la historia de esta reunión. Lo que sí que podemos saber es que todo esto, evidentemente, terminó de convencer a James para no firmar su nuevo contrato y, a pesar de ser su primera y predilecta opción, dejar a los Knicks de lado y terminar firmando con los Miami Heat.

Es increíble ver, ya más de diez años después, cómo lo que pudo ser uno de los fichajes más importantes de la historia para los de Nueva York acabó por convertirse en un auténtico desastre. No alcanzamos a entender realmente, ya que, como comentamos antes, la franquicia llevaba preparándose para esa agencia libre más de dos años, como los Knicks pudieron dejar pasar una oportunidad así ante sus ojos. Pocas veces uno de los mejores jugadores de la NBA quiere jugar en tu equipo y tú tienes el espacio salarial necesario para acometer todas las exigencias que él te demanda para firmar por tu equipo.

En fin, lo que pudo haber sido el principal revulsivo para el cambio de una de las franquicias con más historia de toda la NBA, pero que lleva desde 1973 sin alzarse con el título, se quedó en eso…lo que pudo haber sido y nunca fue. Diez años después, los aficionados de los Knicks aún siguen pensando en aquella reunión y en qué fue lo que se le pasó por la cabeza a Dolan para, casi, disuadir a un convencidísimo LeBron James.

Con el paso del tiempo, debe ser muy complicado asimilar que uno de los mejores jugadores de todos los tiempos quiso construir un proyecto ganador con tu franquicia y que tú, como propietario, no supiste escucharle y proporcionarle los elementos necesarios para hacerlo. Esto ya pertenece a la historia de la liga y es, sin lugar a duda, uno de los mayores fracasos que se recuerdan en la era moderna de la liga.

Y hoy, a 30 de septiembre de 2020, y a unas pocas horas de que se inicien las finales de la NBA entre los Lakers de LeBron y los Heat (donde James conquistó sus dos primeros anillos), es inevitable pensar que habría sido de esos Knicks con Lebron James a la cabeza.

Al pensar en esto nos surgen infinidad de preguntas, a las que, lamentablemente, nunca podremos dar una respuesta, cómo: ¿Qué otras estrellas hubiesen firmado con él? ¿Habría sido capaz de ganar un anillo en Nueva York? ¿Seguiría aún allí o hubiese vuelto a Cleveland? ¿Habría conseguido más anillos que en Miami? ¿Serían ahora los New York Knicks una de las mejores franquicias de este siglo?

En fin, cábalas y pensamientos aparte, no sabemos a ciencia cierta si Lebron hubiese conseguido hacer campeón a los de Nueva York. No obstante, de lo que estamos completamente seguros es de que habría cambiado el rumbo y la mentalidad de una franquicia que, pese a su gran historia en la liga, hace ya varios años que navega a la deriva por los mares de la NBA.

🔥La historia del baloncesto nace con James Naismith

BALONCESTO #NBA. Historias, noticias, anécdotas y curiosidades de la mejor liga del mundo.

En 'Tiempo de Basket' desde 23.09.2020