InicioAnálisis / OpiniónAl César, lo que es del César

Al César, lo que es del César

Golden State Warriors ha logrado ampliar, un poco más aún si cabe, su espacio en la memoria colectiva al conquistar su cuarto campeonato en seis finales en un periodo de ocho años. Y lo hace de la mano de su estrella, Stephen Curry, que ha reafirmado su liderazgo; dos o tres actores co-protagonistas y un plantel de secundarios con un rol muy bien definido. Pero sobre todo lo ha conseguido en el contexto de un ecosistema de juego muy determinado. Bob Myers puso la primera piedra en el camino cuando dio prioridad a una idea y un estilo por encima de la elección del nombre del siguiente entrenador. En 2014, la exhibición de los Spurs de Gregg Popovich contra Miami en las finales, enseñó el camino a emprender. «Entonces pensamos que era la manera correcta de jugar al baloncesto. Nuestro juego, al contrario que el de los Spurs era muy pobre en cuanto a la circulación de balón y los pases». De todas las entrevistas que realizaron para el puesto de entrenador, es muy coherente que el elegido fuera una de los pupilos (como jugador) del propio Popovich.

Kerr logró diseñar un sistema basado en una amalgama de conceptos que compartían algunos rasgos en común: el uso del poste como elemento de distribución, los bloqueos indirectos, constante movimiento de jugadores sin balón y versatilidad y alternancia en las posiciones. Como afirmaba Javier Bógalo Fernández en su artículo ‘GSt Warriors: un ataque para gobernarlos a todos’, Kerr bebió de varias fuentes hasta crear su propio monstruo del Dr. Frankenstein tomando principios de juego de varios sistemas:

  • El tríangulo ofensivo, de Tex Winter mejorando el diseño original de Sam Barry
  • El ‘ataque flex, de Jerry Sloan
  • El Princeton offense de Rick Adelman, supervisado por su creador Pete Carril
  • El ‘motion offense’, de Gregg Popovich

Steve Kerr Stephen Curry Warriors

Todo ello ensamblado dentro del concepto de spacing que Mike D’Antoni desarrolló en sus Phoenix Suns del ‘7 seconds or less’ , imitando elementos del ‘run&gun’ y ‘pick&roll action’.
Kerr imprimió su sello particular a este equipo, que rinde culto al movimiento de balón y el pase extra con Stephen Curry como centro de gravedad. El único elemento capaz de saltarse estos preceptos es precisamente Curry, al que Kerr liberó por completo para dar rienda suelta a todo su talento. Tras la marcha de Kevin Durant, y las lesiones del propio Curry, y la más longeva de Klay Thompson, se auguraba un negro panorama en el seno de los Warriors. La tentación de derribar el esqueleto del edificio y empezar una reconstrucción sería una opción en una franquicia regida por las urgencias o la impaciencia, pero en La Bahía eligieron el camino de la continuidad y la apuesta por una idea de juego. Actuaron en consecuencia: elecciones del draft, secundarios que se ajustan al perfil del patrón de juego del equipo y la autoexigencia que requiere formar parte de un proyecto ambicioso, son los ingredientes de una receta que se cocina a fuego lento, sin atajos.

Negar la importancia en este proceso del grado de madurez que han alcanzado Curry, Klay o Green es de necios, pero el éxito de esta transición está en el haber de Steve Kerr, un entrenador al que en varias ocasiones se le niega el pan, obviando sus contribuciones tácticas, parcela que compete exclusivamente al entrenador. Este negacionismo suele venir mayoritariamente de aquellos que ven un partido de baloncesto como si se tratara de un partido en la pista central de Roland Garros, siguiendo la trayectoria de la pelota de un lado a otro, pero perdiendo de vista el universo de acciones que transcurren fuera del radio de acción de la misma. Los protagonistas deben ser los jugadores, a ellos corresponde el mayor porcentaje de gloria, pero es de justicia reconocer la labor de su guía espiritual.

Al César lo que es del César.

🛍️ Comprar entradas NBA

Aficionado al baloncesto y al deporte en general

En 'Tiempo de Basket' desde 05.04.2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

3,103SeguidoresSeguir
- Advertisment -

Cinco Titular