sábado, octubre 1, 2022
InicioAnálisis / OpiniónAustin Reaves: un talento en ciernes

Austin Reaves: un talento en ciernes

Cuando Austin Reaves se unió al Training Camp de los Lakers el pasado verano, de repente se encontró en Las Vegas compartiendo cancha de entrenamiento con muchos de los que habían sido sus ídolos durante toda su vida: LeBron, Davis, Westbrook, Melo… El propio jugador reconocía que, al principio, le había costado un poco asimilar aquella situación pero que rápidamente se dijo así mismo que, a pesar de quienes fueran sus nuevos compañeros, era solo baloncesto y que no podía dejar pasar la oportunidad que se le presentaba antes sus ojos.

Austin Reaves, el comodín de Lakers

Muchas son las historias que se cuentan acerca del rookie de 23 años a su llegada a la disciplina de los de los Ángeles y de sus primeros entrenamientos en la franquicia. Como suele hacer con todos los novatos, LeBron se emparejó con él para ver “de qué estaba hecho”. Le atacaba constantemente e, incluso, utilizó “trash-talk” para tratar de intimidarle y, como era de esperar, y, a pesar de las buenas defensas que Reaves, las canastas se iban sucediendo una tras de otra. No obstante, y para sorpresa del propio James, el novato no solo no se amedrentó, sino que comenzó a defenderle con más dureza y, hasta en alguna ocasión, a responderle a su “trash-talk”. Lo que seguramente hubiese conseguido intimidar a casi cualquier rookie de la liga, no había podido hacerlo con Austin. Aquí es cuando, y casi sin darse cuenta, el joven jugador había empezado a ganarse el respeto de James, algo que sin duda no es un asunto baladí para un recién llegado.

Además, durante las primeras semanas, LeBron, consciente de su potencial, quiso “apretarle las tuercas” y no dejó de corregirle enfática y repetidamente todos los errores defensivos y de espaciados que cometía. Reaves, como declararía su compañero Davis, y lejos de quejarse por las continuas represalias, fue como una esponja y absorbió todo lo que sus compañeros le decían, utilizándolo como un aliciente para mejorar su juego y poder hacerse así un hueco en el equipo. El novato empezó a ganarse el respeto de todos sus compañeros desde el primer entrenamiento y, por supuesto, el de su entrenador, Frank Vogel, quién rápidamente decidió darle la oportunidad incluyéndolo en la rotación del equipo.

Austin Reaves Oklahoma

Pero… ¿Quién es Austin Reaves? ¿De dónde ha salido?

Austin Tyler Reaves nació un 29 de mayo de 1998 en Newark, un pequeño pueblo de apenas unos 1.200 habitantes situado en el estado de Arkansas, donde creció en una diminuta granja junto a su familia. Allí fue donde comenzó a dar sus primeros pasos y a labrarse un nombre a nivel local al llevar a su humilde High School (Cedar Ridge) a proclamarse campeón estatal.

Tras un par de temporadas formando parte del equipo de la universidad de Wichita State, en la que nunca tuvo demasiadas oportunidades y, además, plagadas de dificultades y lesiones, teniendo incluso que verse obligado a someterse a una cirugía en su hombro derecho, Reaves decidió pedir el transfer a la Universidad de Oklahoma, aunque, por normas de la NCAA, tuvo que estar un año como “Red Shirt” (metido en la dinámica del equipo en los entrenamientos pero sin disputar ningún partido).

Tras este duro inconveniente, Austin completaría el ciclo universitario jugando dos temporadas más en Oklahoma. Aunque el joven escolta decidió presentarse al Draft de la NBA en 2021, finalmente no fue elegido, por lo que tuvo que buscarse la vida para poder seguir compitiendo. Fue entonces cuando Reaves consiguió firmar un acuerdo con los Lakers para jugar la Summer-League con el equipo y tratar así de labrarse un hueco en la plantilla y, al menos, poder firmar un nuevo contrato que le permitiese disputar partidos en el equipo afiliado en la G-League. Aunque sus estadísticas no fueron las más destacadas, el jóven de Arkansas llamó la atención de la franquicia angelina, los cuales decidieron ofrecerle un contrato two-way que le permitía jugar en la NBA y G-League formando parte de ambos equipos. Cuando Reaves se unió al Training Camp su entrega, esfuerzo y sus grandes capacidades hicieron que la franquicia le ofreciera un contrato para pertenecer directamente al roster NBA. En pocos meses había pasado de no haber sido drafteado a firmar un contrato con una de las franquicias más históricas de toda la historia de la liga.

Para los que aún no le hayan visto desenvolverse en una pista, Austin es un escolta, que en ocasiones también puede desempeñar las funciones de base, de 23 años y 1,96 que afronta su primera temporada como profesional y al cual le sobraron días para ganarse el respeto de todo el equipo. Es un jugador con un IQ baloncestístico muy elevado, lo que le permite explotar sus virtudes y minimizar sus fallos y, además, es un gran pasador que siempre es capaz de encontrar al compañero liberado con una facilidad anodina para la ejecución de las asistencias. Si a todo esto le añadimos que es un jugador con una capacidad defensiva extraordinaria, teniendo un buen desplazamiento lateral y buenas manos para robar el balón y que, además, parece tener un don especial para el rebote, a pesar de no ser excesivamente alto, esto hace de él un jugador muy aprovechable para la rotación de cualquier equipo. Reaves nunca deja de aportar y producir, sobre todo a media pista, generando la mayor parte de sus ocasiones desde el bloqueo directo para posteriormente irse para dentro y finalizar, aunque cada vez está explotando más su tiro exterior. Parece que, como comento, poco a poco se está convirtiendo en un tirador más consistente y que puede anotar tanto desde la media distancia como desde el exterior. Este es un perfil que, sin duda, necesitan los Lakers para esta temporada ya que, sobre todo atrás, están haciendo aguas por todas partes. Austin es uno de esos jugadores que cuando un entrenador mira a su banquillo en busca de soluciones quiere ver esperando su oportunidad y, para suerte de todos, parece haber encontrado la franquicia y el timing perfecto para seguir desarrollando su talento.

Austin Reaves LeBron James

LeBron ya comentó sobre él: “Vi muchos vídeos suyos cuando firmó con nosotros y ya vi que podía ser un jugador de la NBA desde el principio. Tiene el tamaño, el juego en pick and roll, el tiro, el pase, el coeficiente intelectual… hay mucho en él, encaja muy bien con nosotros. Yo sé con qué jugadores me gusta jugar y supe que tendría un impacto inmediato en el equipo. Se que tenemos una joya”.

Además de todo, hace algo más de un mes, y con apenas unos cuantos partidos en la liga, Reaves empezó a escribir sus momentos de gloria en la NBA al sorprender a todos anotando un Game Winner en la prórroga para que su equipo superase a los Dallas Mavericks, poniendo así el broche de oro a un partido en el que anotó 15 puntos con un impresionante 5 de 6 en lanzamientos exteriores. La reacción de sus compañeros con él fue un claro indicativo de lo bien que se ha adaptado y de lo que está aportando al grupo, no sólo ya como profesional sino como persona.

Austin Reaves Game Winner

Desde la humildad y el trabajo duro, Reaves ha conseguido hacerse un hueco en uno de los mejores rosters de la mejor liga de baloncesto del mundo y, a pesar del poco tiempo que lleva, ya ha logrado saborear ese momento de gloria que otros muchos jugadores se pasan toda su carrera tratando de conseguir. Ese pequeño instante, esos segundos, cuando sueltas el balón y ves cómo sale dirección a la canasta y, unas décimas más tarde, contemplas asombrado cómo atraviesa la red. Esa sensación indescriptible de ver cómo todo tu equipo corre a abrazarte porque eres tú quien lo ha ganado, quien lo ha hecho posible. En ese momento no hay nada más, todo desaparece y solo estáis tus compañeros y tú y, claro, el sentimiento de felicidad plena que embarga hasta el último centímetro de tu cuerpo y que te hace pensar que todo lo que has tenido que sacrificar para llegar a este instante ha merecido la pena.

🛍️ Comprar entradas NBA

BALONCESTO #NBA. Historias, noticias, anécdotas y curiosidades de la mejor liga del mundo.

En 'Tiempo de Basket' desde 23.09.2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1,260SeguidoresSeguir
699SeguidoresSeguir
3,182SeguidoresSeguir

Cinco Titular