domingo, mayo 19, 2024
InicioAnálisis / OpiniónFacu Campazzo, el bajito que le metió una chapa a Kobe

Facu Campazzo, el bajito que le metió una chapa a Kobe

Él es un loco bajito. Un descarado. Un inconsciente. Un valiente. Un luchador. Un genio cordobés. Él es la excepción que confirma la regla. En la web del Real Madrid dicen que mide 1,81 metros pero seguro que ese día lo midieron con las zapas puestas porque él mismo reconoce que está entre el 1,78 y el 1,79. Él se hace gigante con el balón naranja en las manos. Señor de los pases imposibles y canastas de fantasía. Saltador exuberante capaz de machacar y taponar al mismísimo Kobe Bryant. Un tipo que un 28 de febrero de 2017 decidió dejar de estar gordo y ponerse fuerte. Ex jugador de la NBA, marido de Consu y padre de Sara. Representante oficial de todos los bajitos que se quieren dedicar al baloncesto. Él es: Facundo Campazzo Avedano, base del Real Madrid y jugador de baloncesto creativo.

El futbol y la Play

El Facu nació el 23 de marzo de 1991 en Córdoba. Es el segundo de cinco hermanos. Su madre es María Elena Avedano que jugó a Hockey hierba hasta los 48 años. Es el único de los hermanos que su madre tuvo con Ricardo Campazzo. Mary tenía claro que su dos hijos tenían de hacer deporte y los apuntó al Municipal de Alta Córdoba. Su hermano mayor, Marcelo, eligió jugar a futbol y el Facu, que por entonces tenía 5 años, prefirió el baloncesto. El Facu era el típico niño que se le daban bien todos los deportes y por esa razón Marcelo se lo llevaba a jugar con su equipo de futbol y aunque su hermano era varios años menor acabó convirtiéndose en el mejor del equipo. Hasta los 11 años compaginó futbol y baloncesto hasta que su madre lo hizo elegir y se decantó por el baloncesto. De pequeño el Facu siempre estaba en casa botando el balón cosa que como todos los padres sabrán puede llegar a ser muy molesta. Una vez de un pelotazo rompió un trozo de techo que cayó encima de la tele y la Play. Por suerte no pasó nada.

Carrera y títulos del Facu

El Facu jugó hasta los 14 años en el Club Municipal de Alta Córdoba, luego fichó por el Unión Eléctrica donde jugó hasta 2007 y finalmente, antes de dar el salto a Europa, fichó por el Peñarol de Mar de Plata, club en el que militó hasta 2014. Con el Peñarol ganó cuatro ligas argentinas (2010-11-12 y 14), ganó una copa argentina (2010). A título personal ganó el MVP de las finales del 2012 y 14. ¡Crack! Luego el Facu fichó por el Real Madrid la temporada 2014-15. El club blanco lo cedió al UCAM Murcia donde jugó 2 temporadas las 2015-16 y la 2016-17. Y en el 2017 volvió al Madrid para liderar al equipo des de la posición de base. Lo que pasó a partir de ese momento ya es historia de nuestro basquet porque Facundo fue mejorando y mejorando hasta convertirse en el mejor del equipo blanco y como le pasa a todos los cracks: la NBA llamó a su puerta. El Facu jugó en los Denver Nuggets las temporadas 2020- 21 y 2021-22 y luego fue traspasado a los Dallas Mavericks. En diciembre de 2022 regresó a Europa para jugar con Estrella Roja y desde el julio de 2023 el Facu ha vuelto a su Real Madrid firmando un contrato por 4 temporadas. En sus dos etapas en el Real Madrid ha ganado 3 ligas ACB, 2 Euroligas, 3 copas del Rey y 5 Supercopas. ¡Casi nada!

La chapa a Kobe

Una de las anécdotas más locas de la carrera del Facu fue el día que le pegó una chapa a Kobe Bryant. Fue en un amistoso previo a los juegos olímpicos de Londres 2012. Kobe empezó a botar y hizo uno de sus giros para tirar a canasta. Entonces el Facu, en medio de la intensidad y la guerra de guerrillas del partido, recordó que Bryant siempre hacía esa jugada en el NBA 2K y pensó: “Sí hace esta jugada en la Play también la hará aquí”. ¡Y Kobe hizo la misma jugada! Y gracias a esa reflexión Facu pudo avanzarse al tiro de Bryant y le clavó un tapón! Chapa de canchero, de pillo, de avanzado. Inteligencia artificial con denominación cordobesa. Hacerle un tapón al mismísimo Kobe Bryant midiendo 1,78 y gracias a la Play. ¡Una auténtica locura va! En la foto donde se recoge este instante, que su madre tiene enmarcada en Córdoba, es impagable ver la cara de Manu Ginobili. Manu, ni nadie, se creía lo que estaba presenciando en ese momento.

Universos paralelos

A veces me pregunto si en un universo paralelo existe un Facu que mide 15cm más. Con 1,95 metros el Facu ¿Seria un jugador consolidado en la NBA? ¿Quizá All Star? ¿Estaríamos hablando del mejor jugador argentino de todos los tiempos por delante de Scola y Ginóbili? Son preguntas que no tienen respuesta. Lo que es seguro es que si el Facu fuera más alto ya no sería nuestro Facu. No tendría su garra, ni su intensidad, ni su creatividad. Tampoco le habría metido una chapa a Kobe, ni se hubiera cargado el techo de su casa con la pelota. Si me dan a elegir me quedo con el Facu de nuestro universo. El Facu que nos hace creer partido tras partido que es posible ser un crack del baloncesto con 1,78 metros.

Comprar entradas NBA

Bienvenido a «Media distancia». Aquí podrás leer historias sobre jugadores de baloncesto. ¿Te has parado a pensar que estos tipos muchas veces son injustamente criticados por los aficionados? ¿Te has parado a pensar que todos ellos son unos elegidos, unos talentosos y unos héroes para grandes y pequeños? Pues quiero escribir sobre ellos. Sin darle importancia a si juegan en un club o en otro. Quiero escribir sobre sus victorias y derrotas. Y sobre todo quiero escribir sobre los Clarks Kents, las personas normales que se esconden detrás de los héroes de la pelota naranja.

En 'Tiempo De Basket' desde el 30.04.2024

Suscríbete a nuestra NEWSLETTER

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

PUBLICIDAD

Cinco Titular