21 octubre 2020

Tiempo de Basket

Análisis – Opínión – Baloncesto

Los Lakers vuelven a lucir anillo

Lakers campeones NBA 2020

Los Lakers desde Kobe y Pau no ha habido más que sombras en la ciudad angelina, destinada desde su creación a brillar, malavenida a una sequía larga como el último minuto en el trabajo antes de las vacaciones, el Staples Center apagó sus luces de grandeza, un apagón tan grande como si se apagaran las luces de Hollywood, pero el domingo volvieron a encenderse.

Los Ángeles Lakers vuelven a brillar diez años después

Estaba escrito, con la llegada de LeBron James, que volverían las luces, los focos y la grandeza. No se sabía el tiempo que se tardaría, pero era algo que se antojaba inevitable.

Dos años después de su llegada, con la incorporación entre medias de Anthony Davis, después de una primera temporada sin playoff’s, han conseguido coronarse como campeones de la NBA.

Tras la temporada más larga de la historia, con una pandemia de por medio, noventa días encerrados en una burbuja para poder terminar la temporada, han superado todas las adversidades.

Mejorando partido a partido, creciendo desde la defensa, siendo superiores física y mentalmente, con una química en el vestuario envidiable. Guiados por LeBron, cara y estrella del equipo, con sus segundos abordo Rajon Rondo y A. Davis. Un equipo mayormente veterano, con pinceladas de juventud como Kuzma, Kentavious Caldwell-Pope, Caruso o, incluso, Davis que, pese ser una estrella de la liga, solo tiene 27 años.

Los Ángeles Lakers vuelven a brillar y a celebrar, después de la trágica pérdida de Kobe Bryant este mismo año. Cuando las nubes parecían cernirse sobre el equipo dorado y púrpura, cuando su hermano pequeño, los Clippers, parecían el mejor candidato y eclipsaban al hermano mayor, pero sus problemas internos y la falta de química, no los sufrió su hermano que, por el contrario, volvía a ver rayos de sol.

Ahora todas las luces brillan, en el Staples cuelga la decimoséptima lona con el campeonato y los años 2019-2020, las estrellas en los Ángeles brillan más que nunca, sobre todo dos, que se pueden ver encima del estadio desde finales de enero, Gigi y Kobe, que están celebrando juntos la victoria de su equipo, sonriendo de oreja a oreja, viendo que LeBron cumplió y devolvió el brillo y la gloria a los Lakers, que Davis estuvo para ayudarle cuando más lo necesitó, que Rondo mantuvo la cabeza fría, que Caruso brilló en defensa y siguió anotando. Que Howard se centró, todo lo que pudo, y aportó como mejor sabe, que KCP apareció cuando se le necesitó, que Kuzma dejó su guerra personal por ser el mayor anotador y entendió que en defensa se ganan partidos, que Green, pese los fallos, siguió intentándolo en todo momento, que su equipo llevó el Mamba mentality hasta el último suspiro de la temporada para brindarles el campeonato y el anillo, a esas dos estrellas que brillan como nunca sobre la ciudad de los Ángeles. La ciudad recupera el brillo y la grandeza, en baloncesto, consagrándose, junto a los orgullosos verdes, como el equipo con más campeonatos. Hoy no hay atisbos de nubes, solo risas, festejos y sol.

🔥Libros de baloncesto para leer

Seguidor del Valencia CF y de los Chicago Bulls. NBA y Fútbol.

En 'Tiempo de Basket' desde 23.06.2020