jueves, febrero 22, 2024
InicioACBDarío Brizuela, un revulsivo para el FC Barcelona

Darío Brizuela, un revulsivo para el FC Barcelona

El FC Barcelona sigue en su ardua tarea de españolizar su plantilla, fijando su mirada esta vez en Darío Brizuela, un escolta nacido en San Sebastián un 8 de noviembre de 1994, y quien las 4 últimas temporadas ha jugado en el Unicaja de Málaga.

Formado en la cantera del CB Easo de San Sebastián, siendo en una pieza importante en la consecución del campeonato junior en 2011.

Pasando a formar parte de la mítica del Estudiantes ese mismo verano, debutando con los colegiales en la liga EBA esa misma temporada, jugando un total de 13 partidos.

En la temporada siguiente, Brizuela juega en el equipo de EBA, consiguiendo el ascenso a LEB Plata. Produciéndose su debut con el primer equipo, disputando

En esta temporada igualmente disputa 2 partidos con el primer equipo en ACB. Su debut se produce el 05 de mayo de 2013, en un partido celebrado en casa del Real Madrid, juega apenas un minuto.

La siguiente temporada volvería a jugar con el equipo de la EBA del equipo estudiantil, jugando 5 partidos de ACB.

Sus buenas actuaciones en la EBA hicieron que varios equipos e fijaran en él, llevándose el CB Peñas Huesca el gato al agua, un equipo que disputaba la LEB ORO, y donde coincidiría con un viejo conocido de la afición blaugrana como Quim Costa, entrenador del equipo oscense.

Jugando un total de 22 partidos, promediando 12 puntos , y demostrando ya su gran técnica y carácter, si bien producto de la juventud se le veía un poco revolucionado, pero sí, fue un buen lugar para aprender y crecer.

Un jugador espectacular, descarado y con gran facilidad para tomar decisiones, de esos que no tienen miedo, y que no les quema la pelota en los momentos decisivos de los partidos.

Este mismo año aún le daría tiempo de jugar 3 partidos con los colegiales.

La siguiente temporada, 2015-16, ya jugaría un total de 33 partidos, empezando a ser ya importante para el equipo del Ramiro, siendo incluso MVP en la jornada 4, en un partido disputado ante el Iberostar Tenerife, anotando 25 puntos (6/6 t3) para un 33 de valoración.

Las siguientes temporadas no son muy buenas a nivel personal, sobre todo la 16-17, jugando tan solo 9 partidos, aunque la 17-18 juega ya 19 partidos, promediando algo más de 7 puntos.

Las dos siguientes temporadas serían las de su explosión, estando por encima de los 14 puntos en cada una de ellas.

En la 2018-19 promediaría 14.7 puntos, mostrando una gran regularidad, hasta en 25 partidos anotaría 10 o más puntos. Siendo 31 su mejor marca, en un partido disputado ante en Valencia Basket, para 30 de valoración.

La siguiente aún siendo buena, no sería como la anterior, si bien estaría por encima de los 14 puntos también, estando por encima de los 10 puntos en bastantes partidos.

Su buena labor llamaría la atención de varios clubes, recalando a mitad de la temporada en el Unicaja (tras pago de una cantidad económica), un fichaje que encajaba como anillo al dedo, dentro de la política de nacionalizar al conjunto malagueño.

Llegaba al equipo andaluz con 25 años, suponiendo un importante salto dentro de su carrera profesional, jugando un total de 4 temporadas con los malagueños.

Destacando sobre todo los 3 primeros años por su faceta anotadora, 11.7, 13.9 y 13.8 puntos.

Este último año ha jugado menos, 16 minutos de partido, anotando menos también, 9.2, pero demostrando que es un jugador que produce mucho por minuto jugador. Se le ha visto en una faceta de microondas, siendo esa especie de Vinnie Johnson, ex jugador entre otros equipos de los Pistons, bautizado en su día por Danny Ainge como “Microwave”, por su habilidad de anotar muchos puntos en un muy corto período de tiempo.

Ahora bien, si analizamos sus estadísticas a 40 minutos, sería el máximo anotador de su equipo, 23.7 puntos.

Siendo el segundo mejor valorado, 21.1 tras Kendrick Perry.

En lo que se refiere a la productividad por minuto, ésta fue de 19.2, tercero mejor del equipo.

Si jugaría más minutos en la Champions League, firmando algo más de 12 puntos por partido, destacando su 43.1% e t3 y 90.6% en libres, sus mejores promedios en la competición.

Quiero señalar su buen % en el t3, porque no es un jugador con un gran % desde esta distancia, de hecho en ACB desde que llegó a Málaga ha ido empeorando su %, empezando en un 40.2% en su primer año, para acabar esta temporada en un pobre, 30.3%.

Sin embargo ha estado muy bien en el t2, 57.5% y bien en los libres, 80.7%.

Durante estos 4 años ha ido también asentándose dentro de la selección española, formando parte del equipo que el verano pasado conquistaba el oro en el Eurobasket, contribuyendo con casi 8 puntos por partido.

Esta temporada destacar su enorme partidazo en la Copa del Rey en 1/4 ante el Barcelona, anotando 27 puntos, siendo una pieza clave en la victoria de su equipo, proclamándose finalmente campeón de la competición.

Y es que parece que le tiene especial ganas al equipo azulgrana, ya que en la edición de la copa del año anterior también en 1/4 anotaría 33 puntos (7/9 t2, 5/8 t3 y 4/4 en libres), si bien la eliminatoria se decantaría del lado azulgrana.

Su gran temporada, donde por fin hemos podido ver a un Unicaja donde se merece, después de una travesía en el desierto, el jugador vasco renovaba por el equipo malagueño por 3 años, hablamos del pasado abril.

Aunque su final de temporada no ha sido nada bueno, de hecho en las semifinales de ACB disputadas precisamente contra los azulgrana no estaría nada fino, promediando tan solo 5.25 puntos (1/7 triples).

Pero este verano, el equipo azulgrana, dentro de su nuevo proyecto, donde parece que quiere españolizar el equipo, y en una operación relámpago pagaba su cláusula, se habla de 1 millón de euros aproximadamente, firmando por 3 temporadas.

Sin duda alguna un enorme premio para este jugador, quien llega en un buen momento, tanto personal como profesional, y también de edad, en una etapa de madurez, siendo un jugador que ha añadido a su juego otros registros, como es la visión de juega, estos dos últimos años ha estado por encima de las dos asistencias, siendo la anterior la mejor, 3.1.

Por lo que a su juego se refiere se trata de un jugador que por altura, 1.88 sería más un base, pero que ha reorientado definitivamente su juego a la posición de escolta.

Es un jugador agresivo, vertical, directo, con un gran talento y muy de rachas, cuando entra en trance casi que es imparable, aunque si bien es cierto que es irregular en su juego y acierto.

En lo que se refiere al tiro, ha ido mejorando en la media distancia, pero sin embargo en el triple ha ido empeorando, firmando este año uno de sus peores registros, 30.3%.

Es rápido, le gusta correr, encarar a sus rivales, gracias su velocidad y creatividad, aunque a veces ello le juegue malas pasadas, aunque con el tiempo ya no se le ve tan revolucionado ni precipitado, sabe escoger mucho mejor los momentos, de hecho cuando sale, es para revolucionar los partidos, y desatascar.

Correcto en los libres, estando siempre por encima del 80%.

Es más un Laprovittola que un Kuric, siendo un jugador que se genera sus propias canastas, algo muy necesario en el equipo, uno de esos jugadores denominados como verso libre, que actúa según instinto y talento, vaya que no necesita de libretos ni tácticas.

Destacar que ha sido con un 27.9% el jugador con un mayor USG (valor asociado a la influencia ofensiva de un jugador dentro de un equipo) del conjunto malagueño esta temporada

En defensa, dado que no es alto ni tiene muchos kgs para su posición sufre ante pares más altos y pesados, si bien es rápido e intenso, cortando alguna pelota, dado que suele estar más atento a las línea de pase.

Brizuela podemos decir que es un jugador de la escuela de los Navarro o Llul, salvando las distancias, me refiero al estilo, a ese tipo de jugador que te puede romper el partido en cualquier momento, salir y meter tres triples, cuando la situación peor está.

Uno de esos jugadores que seguro que seguro que conectará pronto con el Palau, de los que vale la pena pagar la entrada por verlo jugar, y que dará minutos de calidad a Laprovittola, quien no debemos olvidar que tiene 33 años, y que lleva jugando grandes minutadas estos últimos años.

Ya sé que muchos se habrán quedado un poco contrariados, ya que hace unas semanas se hablaba de la casi llegada de Punter, y que si su cláusula es alta, pero creo que es un fichaje que encaja muy bien dentro de esta nuevo proyecto y planificación.

Y más cuando ya conoce y ha jugado ya con algunos de los jugadores de la plantilla azulgrana, y quien intentará demostrar que ya está más que listo para jugar un equipo grande y disputar la Euroliga, competición que nunca ja jugado.

🛍️ Comprar entradas NBA

¡Hola! Soy Roberto González Rico. Psicólogo Organizacional, Profesional de RRHH, Psicología Deportiva y Coaching. Redactor Deportivo, especializado en baloncesto.

En 'Tiempo de Basket' desde el 11.07.2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ahora en YouTube

Cinco Titular