lunes, febrero 6, 2023
InicioAnálisis / OpiniónLeBron James: como el buen vino

LeBron James: como el buen vino

«Un buen vino es como una buena película: dura un instante y te deja en la boca un sabor a gloria; es nuevo en cada sorbo y, como ocurre con las películas, nace y renace en cada saboreador.» Federico Fellini.

LeBron James es nuevo cada temporada, nace y renace cada noche sobre las canchas de la mejor liga del mundo y, gracias a Dios, está durando mucho más que un instante. El pasado treinta de diciembre, Bron cumplió 38 años, le dio igual. 35.1/9.6/7.9 es la línea estadística que el Rey ha puesto en los diez partidos siguientes al día de su cumpleaños. 34.8/9.2/4.4 fue la línea que James puso en los diez partidos siguientes a su dieciocho cumpleaños.

Estas similitudes con su yo de hace veinte años no son igualmente visibles en el equipo. Los Lakers viven una situación peliaguda, decimoterceros en el oeste con un récord de 22-26 que, por lo menos hasta el momento, les condenaría a otro año sin playoffs. Sin Anthony Davis, LeBron está poniendo todo su esfuerzo en cargar al equipo a sus espaldas, pero las victorias no llegan. No con la frecuencia necesaria. La falta de regularidad de los Schroder, Bryant y Westbrook, unida al poco fondo de banquillo, se ve reflejado en el resultado noche tras noche para el equipo de Los Ángeles.

Pero no debemos ser pesimistas. Los máximos responsables, los capitanes del barco angelino Rob Pelinka y Jeannie Buss, por fin han decidido escuchar las plegarias de su estrella y han decidido mover ficha en el mercado incorporando al nipón Rui Hachimura a cambio de Kendrick Nunn y tres futuras segundas rondas.

LeBron James Hachimura Lakers

Incluso hay lugar al optimismo: la distancia entre los Clippers (quintos) y los Lakers (decimoterceros) es de tan solo tres partidos. Unido a la incorporación de Hachimura y el regreso de los lesionados Reaves y Walker IV, así como de la segunda espada AD, deja a los laguneros en una posición bastante buena de cara a alcanzar la tierra prometida y luchar por conseguir el quinto anillo para su Rey.

Independientemente de como termine la temporada, lo de LeBron es caso de estudio, se
aproxima a los cuarenta y no piensa parar, al menos no hasta jugar con su hijo. Ojalá no
parara nunca, pero como eso es imposible, esperemos poder verle en la post-temporada
compitiendo por otro anillo más para su colección. Pase lo que pase lo recibiremos con la
tranquilidad de quien disfruta de una copa de vino o, en este caso, de quien disfruta del
mejor y más longevo jugador de baloncesto jamás visto.

🛍️ Comprar entradas NBA

Futuro periodista si la UVa lo permite.

En 'Tiempo D3 Basket' desde el 29.11.2022

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ahora en YouTube

Cinco Titular