DANNY AINGE se inmola

Salto la noticia en Boston, Danny Ainge se retira, deja su puesto como Director de Operaciones de los Verdes, tras pasar 18 años en el cargo. Bueno, quizás no sea tanta noticia, y más una crónica de una muerta anunciada. Pero, lo que sí es noticia, es que Brad Stevens, actual entrenador de los Celtics le sustituye en el cargo, y tendrá que buscar su sustituto en el banquillo.

Danny Ainge, una leyenda de los verdes

Eran esperados muchos movimientos en la franquicia, solo era cuestión de tiempo y de caer eliminados en play off, los Nets les ponían en su sitio con un contundente 4-1. Y lógicamente, saber cuál era el eslabón más frágil de la cadena, y por donde terminaría rompiéndose.

No olvidemos que Ainge, fue una leyenda como jugador de Boston Celtics, tiene su número colgado del techo del TD Garden, pabellón de los Celtics. Jugó en el mítico equipo de los 80, compartía quinteto titular con Larry Bird, Kevin McHale, Robert Parish y Dennis Johnson, con los que consiguió tres anillos en 1981, 1984 y 1986. En 2003, volvía a Boston como Director Ejecutivo de Operaciones.

En sus primeros años, se le podía definir como un ejecutivo agresivo, vamos un Darryl Morey de la actualidad. En 2007, tras finalizar una pésima temporada, puso de moda el término “big three”, al juntar a la estrella de aquellos Celtics, Paul Pierce, con Kevin Garnett procedente de Minnesota y Ray Allen, llegado desde los SuperSonics de Seattle. Este equipo consiguió esa misma temporada, el anillo al derrotar a Los Angeles Lakers en las Finales de la NBA de 2008.

Este equipo sólo gano un anillo, y en 2013, Ainge lo desmanteló, enviando a Garnett y Pierce a los Brooklyn Nets a cambio de cinco jugadores más las selecciones de primera ronda de los Nets en 2014, 2016 y 2018, y los derechos para intercambiar selecciones con Brooklyn en 2017. Parece que, desde entonces, tiene la costumbre de amasar y amasar picks.

En 2017, contrató en la agencia libre a Gordon Hayward, que se lesionó en el primer partido de la temporada, e hizo otro gran movimiento, aunque agresivo, Isaiah Thomas, Jae Crowder, Ante Žižić y la primera ronda de 2018 de los Nets, a los Cavaliers por Kyrie Irving. Estos movimientos, que parecían que iban a volver a traer la gloria a Boston, se torcieron, principalmente por la cabeza de Irving. El primer año llegaron a la final de Conferencia, y el segundo año aquel vestuario fue infumable, y terminaron salieron el propio Irving, Al Horford, Terry Rozier, Marcus Morris, Aaron Baynes.

Y desde 2018, todo ha sido acumular errores en la Dirección Deportiva, Danny Ainge se ha mostrado muy desafortunado en los trades, como el de Terry Rozier por Kemba Walker, las espantadas de Irving, Horford y Hayward. Y quizás el remate haya sido el último deadline, donde solo consiguió a Evan Fournier con aquella excepción tan bestial, un Fournier que seguramente tenga pensado salir de Boston, y dar a un titular como Daniel Theis por nada.

Brad Stevens Celtics

¿Y ahora qué?

El panorama que le queda a Brad Stevens, como nuevo Presidente de Operaciones, no será sencillo. En primer lugar, tendrá que decidir el nuevo inquilino del banquillo, entiendo que no ocupará los dos cargos. Tampoco creo que opte por la continuidad, nombrando a uno de sus ayudantes, como primer entrenador. Tan solo han trascurrido unas horas, y ya comienzan a sonar nombres, Jason Kidd y Lloyd Pierce, han sido los primeros, pero seguro que Brad espera a que termine la temporada, por si algún entrenador de nivel queda libre.

A nivel de roster muy complicado, no tienen espacio salarial, la nueva temporada comienza el nuevo contrato de Jayson Tatum. El contrato de Kemba, ahoga económicamente a los Celtics, y en la pista es más una carga, que un beneficio, donde todos los equipos basan sus ataques, en la inexistente defensa del menudo base. Quizás puedan convencer a Sam Presti para que los Thunder asuman el contrato del base, incluso recuperando a un Horford que está vegetando en Oklahoma.

Cuentan con 13 picks en los próximos 7 años, no son muchos ni pocos, y muchos jugadores de dos o tres años de experiencia, que no van a ser ninguno una estrella de la liga y podrían incluirse para soltar el contrato de Kemba. También deberían soltar a Tristan Thompson, y sus casi 10 millones de contrato, es mucho salario para un pívot de este perfil. Y no debería extrañarnos si entra Marcus Smart en algún trade.

De los jugadores que terminan contrato, solamente resulta interesante renovar a Evan Fournier, si es Boston están dispuestos a soltar dólares, puede utilizar la Bird Exception para intentar convencerle. Ya veremos cómo es Stevens en su nuevo cargo, de momento, es un novato.

📺 Ver Baloncesto Online

SIXERO desde que vi al Dr. J

En 'Tiempo de Basket' desde el 02.11.2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

EN VIVO!!! AQUÍ Y AHORA!!!
CURRENTLY OFFLINE