fbpx
18 enero 2021

Tiempo de Basket

Análisis – Opínión – Baloncesto

LeBron James: ¿Un último baile con Bronny?

LeBron James Bronny NBA

LeBron James ha anunciado esta semana la extensión de su contrato con Los Angeles Lakers por dos años a razón de 85 M. El reciente campeón de la NBA y MVP de las Finales ha decidido ampliar su compromiso con el equipo angelino hasta 2023, cuando, finalmente, saldrá al mercado como agente libre y podrá decidir su futuro con cualquier otra franquicia de la liga. Su renovación coincide también con la de Anthony Davis, por lo que los Lakers se aseguran su futuro de cara a los próximos años ya que el Ala-Pívot ha extendido su compromiso con la franquicia por cinco años a razón de 190 M.

LeBron James y Bronny en la NBA

Pero volvamos a el caso de LeBron. El experimentado alero ha extendido su contrato lo máximo que le era permitido por la liga, ya que la NBA limita los contratos que se firman cuando los jugadores tienen más de 38 años, que, justamente, es la edad que cumplirá James en el último año de su nuevo contrato. En un principio vemos esto como otro movimiento inteligente más del jugador de Akron, ya que se asegura al menos 3 años más compitiendo al máximo nivel en una de las principales franquicias contenders y con una de las mejores plantillas, sino la mejor, de toda la liga. Esto hace que LeBron vaya a seguir siendo candidato a todo y pueda seguir aumentando su palmarés en los últimos años de carrera.

Pero investigando un poco esta renovación y viendo más allá, hemos averiguado que LeBron James podría estar buscando también con esto cumplir uno de sus principales sueños antes de retirarse del baloncesto profesional: jugar con su hijo Bronny. James siempre ha declarado que uno de los mayores logros de su vida sería compartir pista con su hijo y que para él sería lo máximo de su carrera, por encima de títulos, récords o reconocimientos individuales.

¿Pero quién es Bronny? ¿Dónde juega? ¿Cuándo llegará a la NBA?

Bronny James es el hijo mayor de LeBron y actualmente juega en Sierra Canyon, un instituto privado de Los Angeles de reciente creación donde comparte pista, entre otros, con el hijo de su amigo y excompañero Dwyane Wade, Zaire. A pesar de ser baloncesto de instituto el Hype de contar con el hijo de LeBron y Wade y la presencia en muchos partidos de éstos, ha hecho que hayan llegado a congregar hasta 10.000 personas en un torneo e incluso a ser televisados en múltiples ocasiones por la televisión nacional.

Bronny James y Zaire Wade

Muchos dicen que Bronny es ya uno de los mejores jugadores de su generación (2004) y que, actualmente, podría encontrarse entre los 30 primeros prospectos de cara al Draft de 2023. Para los que no le conozcáis o no le hayáis visto jugar, Bronny James es un base, que también puede desempeñarse como escolta, de 1,90 que posee un gran manejo de balón y una buena visión y talento para la ejecución de pases. Sus entrenadores destacan en él su manera de facilitar el juego al resto de compañeros y su visión e inteligencia sobre la cancha. Además, a pesar de no ser un tirador especializado, tiene una mecánica y precisión que, con trabajo, pueden llevarle a desarrollar esta faceta de su juego y convertirse en un buen tirador de larga distancia. Los ojeadores le sitúan actualmente como el cuarto mejor base de su generación, por lo que si sigue así estos próximos años se acercaría a poder tener un puesto en la NBA.

¿One Last Dance?

Cabe mencionar que actualmente en la NBA no está permitido dar el salto directamente desde el High School, por lo que Bronny no podría presentarse como elegible al Draft del 2023. No obstante, esta regla, que está en vigor en la liga desde el 2005, ya lleva varios años en entredicho y es probable que en los próximos años se elimine para posibilitar a los jóvenes talentos, como en su día fue el de LeBron James, puedan dar el salto a la NBA directamente desde el High School. En el caso de que la NBA modifique esta norma, Bronny podría presentarse al Draft de la NBA del 2023, que, casualidad o no, es justamente cuando su padre y principal mentor se convertiría en agente libre y podría firmar con cualquier equipo. Todo parece señalar a que LeBron firmaría con la franquicia que drafteara a su hijo para jugar, al menos, un último año con él y cumplir así, uno de los mayores sueños de toda su vida. Mucho se habla de que equipo será y, aunque aún es pronto para hacer cábalas, ya hemos oído los Cavaliers estarían encantados en juntar a padre e hijo en sus filas y devolver así al Rey todo lo que ha hecho por su franquicia, su gente y la comunidad de Cleveland.

Veremos si durante estos tres años LeBron puede seguir agrandando su leyenda en Los Ángeles añadiendo algún título más a su palmarés e incluso convirtiéndose en el máximo anotador de la historia de la NBA superando a Kareem. No obstante, y a pesar de todo lo que ha conseguido y que aún pueda conseguir, y que le ha convertido en uno de los mejores deportistas de toda la historia, parece que LeBron podría tener un último baile, como lo tuvo Jordan en su época, pero con un título mucho más importante que el de la NBA. El título de compartir pista con su hijo, que, como el ha dicho en repetidas ocasiones, sería el mayor logro de toda su vida y un colofón a su carrera deportiva difícil de superar.

🔥Tú tienda de baloncesto online

BALONCESTO #NBA. Historias, noticias, anécdotas y curiosidades de la mejor liga del mundo.

En 'Tiempo de Basket' desde 23.09.2020